Viajes y Entretenimiento

La industria de Viajes y Entretenimiento es difícil para los comerciantes. Si bien desean ofrecer a sus clientes la mejor experiencia posible, ¡NO HAY GARANTÍAS!, lo que convierte a esta industria en una de las más altas en “reintegros”.

Un “reintegro” es una reversión de transacción (devolución de dinero) entregada al cliente por una actividad no acordada ocurrida entre comerciantes y consumidores.

Un ejemplo es que, si un viajero compra unas vacaciones en Fiji y al llegar, el hotel no está cerca de lo prometido, puede solicitar que la agencia de viajes solucione el problema y, si no lo hacen, pueden solicitar un “reembolso” debido a la publicidad fraudulenta de su producto.